Jatun
Ayllu Yura
Logo Machareti

El matrimonio hasta los años 70s en el Jatun Ayllu Yura
Cultura

Escrito por: Comunicadores del jatun ayllu yura
hace 5 meses 28 Jun 2018

Hasta los años 70s los matrimonios se llevaban de distinta forma como a la actual.

La fiesta de reyes era la época donde las parejas se conocían y empezaban a enamorar, después de un tiempo el novio pedía la mano a la mujer y para esto el novio y sus familiares cercanos iban la casa de la familia de la novia siempre en la noche y llevaban alcohol y ch’uspa con coca.

Compartían la ofrenda y si la familia de la mujer aceptaba, como un aviso hacia la comunidad se reventaba una dinamita. La mujer acompañada del novio avisaban sobre el compromiso a toda la comunidad donde pertenecía, invitaban y compartían las ofrendas. Para finalizar el novio tenía que llevarse a la mujer a su casa antes del amanecer, para esto se reventaba otra dinamita. Era importante que salgan y lleguen donde el novio antes que salga el sol para que lleven bien el matrimonio.

Las ceremonias de matrimonio antes se hacía en época de invierno, desde abril a julio porque la gente tenía más tiempo para acompañar al matrimonio y ya que el instrumento más importante de la ceremonia era la quena, este solo se podía tocar de abril a octubre hasta finalizar la época de siembra.

Para casarse creaban un pequeño altar con molle (es un árbol que sobrevive todo el año no se seca y sigue verde) para que el matrimonio sea eterno como el molle

La ceremonia de casamiento era de civil y de católico, las parejas elegían sólo un padrino, después de las ceremonias se celebraba la fiesta una semana, para empezar las familias iban a la casa de la mujer donde se tendía un p’ullu (una alfombra para que los novios se arrodillen ante los padres y padrinos) la gente mayor y casada recomendaban a los recién casados, luego de eso los padres de la novia invitaban a los padres del novio a compartir con comida y chicha.

En la casa de la mujer se tenía listo el Sairi que era un palo y una bandera blanca para que haya paz, este cubierto de molle y espinos, las primas y hermanas de la novia bailaban y cantaban alrededor del palo, de la misma forma los primos y hermanos del novio.

Al día siguiente toda la comunidad participaba y compartía con las familias de los novios, con música al ritmo de la quena y hacían la koritica para animar a la gente (cantaban canciones burlescas).

Luego las familias y los novios se trasladaban a la comunidad del hombre para celebrar unos días más, los primos o hermanos del novio debían cargar a la novia hasta la comunidad del novio (Cullcur). Donde se repetía la ceremonia con el Sairi.

Para terminar la fiesta los novios iban a dejar al padrino a su casa y compartían con ellos un día más (Padrino s’aque). Cuando antes había un problema en la pareja, el primero que tenía que recomendar y dar solución era el padrino, en un horario especial “al amanecer” antes que cante un gallo.

Desde los 70s y 80s

Ahora los casamientos se celebran en cualquier fecha del año no necesariamente en invierno, los novios valoran más lo material, los regalos, la disposición económica del padrino, tienen más de un padrino y costumbres de otros lugares están empezando a adoptarse.

En algunas comunidades de los Ayllus aún se mantiene la ceremonia del Sairi, en esta época de autonomía ponemos en debate recuperar las costumbres antiguas del matrimonio.

    _

Desarrollado por Bolivia Rural